Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La pandemia y la crisis económica que ha seguido a los confinamientos, junto con los estímulos fiscales del gobierno de Estados Unidos, han fomentado dinámicas peculiares a este lado del Atlántico. Si uno de los valores protagonista durante los últimos meses ha sido Tesla, el fabricante de coches eléctricos capitaneado por Elon Musk, cuya capitalización asciende ya a los 382.000 millones de dólares y sus títulos acumulan una rentabilidad de alrededor del 378% en lo que llevamos de año, el auge del mercado en los coches de segunda mano no pasa desapercibido entre los inversores.