Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El Gobierno ha comunicado a Bruselas a través del plan Presupuestario que en los próximos tres años las inversiones ligadas a los fondos New Generation UE se limitarán a los 70.000 millones de euros de transferencias directas y que pospondrá el uso de los créditos, por otros 70.000 millones, al trienio 2023 a 2026. De hecho, la ministra de Economía, Nadia Calviño, precisó este lunes en RNE que sólo recurrirán «si es necesario pedir créditos más adelante, en una segunda fase».