Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Los grandes caseros de pisos en alquiler, agrupados en Asval, que cuenta también con más de 700 propietarios particulares, advierten de que tan solo un 1,3% de sus inquilinos ha mostrado interés en solicitar un crédito ICO para hacer frente al pago de la renta, a pesar de que la morosidad en las más de 30.000 viviendas que representan ha crecido hasta situarse en el 15% en los primeros meses de la pandemia.