Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Uno de los tópicos más repetidos en los últimos años es que los ‘millennials’, la generación nacida entre 1980 y 1995, son los primeros que son más pobres que sus padres, por lo que su peso financiero es mucho menor que el que les correspondería. Y así ha sido hasta ahora, pero ya se está acercando el momento inevitable en que sus padres empiecen a transferir su dinero, en donaciones o herencias. Y cuando ocurra, las empresas se encontrarán con unos nuevos ‘jefes’ del mercado que apuestan especialmente por las empresas con responsabilidad social, según un análisis de la firma Edelman.