Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El precio de la vivienda de segunda mano, el segmento que ha sido el motor de la recuperación del mercado inmobiliario, resiste la presión de impacto de la crisis del coronavirus, que prácticamente congeló las operaciones durante los meses de confinamiento. Según el índice inmobiliario de Fotocasa, el precio de la vivienda de segunda mano cayó en agosto solo un 0,8% respecto al año pasado. «Los propietarios no están bajando precios por la situación económica actual», explican desde el portal inmobiliario. Los descensos corresponden más a la propio dinámica del mercado.