Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Vivendi ha ganado el primer gran asalto de la guerra abierta el año pasado para frenar la fusión de Mediaset con su filial española. Tras varios meses de periplo judicial en España, Italia y Holanda, la cadena de Silvio Berlusconi ha reconocido que no puede seguir adelante con la operación “tal y como fue aprobada” por falta de tiempo.