Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La paciencia tiene un límite y hasta aquí ha llegado la de los analistas con Meliá. Como es lógico, el hotelero ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus, cuyas consecuencias e impacto para estas compañías se alargarán en los próximos años, hasta que el turismo mundial en general, y en España en particular, recupere los niveles previos.