Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El euribor se está desplomando en los últimos meses como consecuencia de las malas perspectivas económicas y la extensión sine die de la política monetaria del BCE de mantener el precio oficial del dinero en el 0%. Este indicador, que fija las cuotas de las hipotecas variables en nuestro país, se sitúa ya en el -0,456% de media mensual y está presionando la rentabilidad de la banca. Desde hace más de cuatro años se encuentra en terreno negativo, algo que ha obligado a las entidades a recabar menos por los préstamos concedidos a los clientes y a impulsar los créditos a tipo fijo. ¿Llegará el momento en que tenga que pagar por ellos y los usuarios reciban dinero?