Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Pibank va a comercializar a partir de mañana la primera hipoteca que permite a los clientes aplazar el pago inicial de las cuotas. En concreto, la filial digital del grupo latinoamericano Pichincha permitirá que se comience a ejecutar el abono pasados seis meses desde la firma. «Con esta carencia total, que aplicamos tanto al principal como a los intereses, el cliente puede disfrutar los primeros seis meses de su casa sin tener que hacer frente al crédito», explica la directora general de la entidad, Begoña Martínez Cogorro.