Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Una de las consecuencias de la crisis sanitaria del coronavirus y el gran número de fallecidos (especialmente en personas mayores) ha sido el aumento de las sucesiones de propiedades heredadas por los descendientes y que, si no hay un acuerdo entre herederos, puede suponer un verdadero problema. Cuando son varias las personas que van a heredar una vivienda, pueden surgir las diferencias de criterio, los enfrentamientos…y, en definitiva, una situación de bloqueo de complicada solución.