Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

A las puertas de la negociación presupuestaria algunas voces de Unidas Podemos empiezan a bajar el tono conscientes de que las nuevas cuentas públicas necesitarán amplio consenso y no podrán ser un ejercicio de máximos. En ese sentido, pese a las repetidas presiones hacia la facción socialista del Ejecutivo respecto a las subidas de impuestos, los ‘morados’ aceptan que en la actual situación se aparquen estas reformas fiscales.