Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo reconocía ayer en una entrevista radiofónica: «La absorción de los recursos del fondo europeo se ve comprometida si no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado». Y es que rubricar unas nuevas Cuentas es más imprescindible que nunca de cara a 2021, ya que los 140.000 millones de euros que Bruselas ha asignado a España para luchar contra los efectos económicos de la pandemia requieren como contrapartida que los estados miembros presenten a la UE cifras reales y proyecciones concretas de todas las variables macroeconómicas y líneas de actuación: inversiones, sector exterior, recursos públicos. Además, se necesita que los nuevos Presupuestos recojan objetivos prioritarios para la UE como la transformación digital o la agenda verde cuyo impulso reforzado se vería dificultado si se produjese una nueva prórroga presupuestaria, igual de debilitante desde el punto de vista económico como desde el punto de vista político para cualquier Gobierno.