Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La teoría económica sostiene que los salarios tienden a subir cuando la economía crece y la tasa de paro cae por debajo de su nivel natural (la clásica curva de Phillips que se ha puesto en duda en los últimos años), reduciendo el volumen de parados y forzando a las empresas a competir por los trabajadores que necesitan. Esta situación suele llevar a las empresas a ofrecer mejores condiciones, impulsando los salarios de la economía. Sin embargo, en EEUU está ocurriendo todo lo contrario en los últimos meses. La mayor crisis en décadas, acompañada de una destrucción de millones de empleos, está llevando a los salarios a crecer un 10% interanual, el mayor aumento en décadas. No obstante, este hecho, lejos de ser una buena noticia, es un efecto estadístico que revela que el covid-19 se está ensañando con los trabajos peor pagados, dando lugar a una economía en la que los trabajadores más cualificados y con mayores salarios mantienen su empleo, distorsionando temporalmente el crecimiento de los sueldos.