Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La aerolínea Qantas vendió este jueves en 10 minutos todas las plazas para un «vuelo a ninguna parte» que sobrevolará el 10 de octubre durante siete horas algunos de los principales atractivos turísticos de Australia, como respuesta a las restricciones impuestas en las rutas domésticas e internacionales.