Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La campaña electoral en Estados Unidos afronta su recta final y los candidatos van adelante con todo lo que les queda. Y en el caso del actual presidente, Donald Trump, es bastante. Cuando hace cinco años descendió por las escaleras de la Torre Trump e hizo pública su intención de luchar por la presidencia del país, el empresario dejó claro que la campaña correría de su bolsillo, sin rendir pleitesía a donantes ni ningún ‘lobby’ de poder.