Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Renfe ha transformado por completo el contrato de servicio a bordo y restauración para reducir gastos y compartir riesgos y beneficios con la empresa adjudicataria, en un momento marcado por la incertidumbre y el desplome de la demanda.