Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da una de cal y otra de arena cuando se trata de dar los pasos necesarios para canalizar los 140.000 millones que la UE ha asignado a España para combatir los efectos económicos de la pandemia. Mientras demanda al PP apoyo al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, presionando al líder de la oposición, Pablo Casado, con que su rechazo dificultaría el advenimiento de los fondos europeos, su Gobierno aborda sin embargo una modificación parcial de la reforma laboral de los populares, aplaudida por Europa, y sobre la que las instituciones comunitarias han pedido a nuestro país que se afiance y ahonde en vez de revertirla, tal como constaba en el acuerdo de coalición de Gobierno, a instancias de las pretensiones de Unidas Podemos.