Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Siemens Gamesa calcula en unos 500 millones de euros hasta finales de 2022 el impacto de la reestructuración del negocio eólico terrestre, en la que avanza a gran velocidad para alcanzar el objetivo de crecer a un ritmo superior al del mercado en 2023: acaba de anunciar el despido de 130 personas en una fábrica de palas de aerogeneradores en Iowa (EEUU), una cuarta parte de la plantilla.