La regla ‘una acción, un voto’ tiene los días contados. Se abre ahora la posibilidad de que unos accionistas tengan más derechos de voto que otros. Esta novedad favorece la salida a cotizar en Bolsa de las empresas familiares. Leer