Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Telefónica es resistente a las crisis pero no inmune. Así, las cuentas semestrales de la teleco arrojan un beneficio de 831 millones de euros, lo que supone un recorte del 53,3% respecto al primer semestre de 2019. Los ingresos se han reducido el 10%, hasta los 21.706 millones de euros, y el oibda ha cedido el 18,7%, con 7.075 millones de euros. Al mismo tiempo, la teleco ha incrementado su generación de caja, hasta los 1.222 millones de euros en el semestre, ha rebajado su deuda el 7,5% para situarla en 37.201 millones sin incluir los arrendamientos y ha garantizado la sostenibilidad del dividendo de 0,40 euros por acción, bajo la ya anunciada modalidad de ‘script dividend voluntario’. Pese a los efectos globales de la pandemia y el revés de las divisas latinoamericanas, el grupo español se reafirma en las previsiones apuntadas hace tres meses y se compromete en el plazo de los cinco próximos años a desplegar su fibra óptica en todo el territorio español.