Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Durante la próxima semana en Estados Unidos se conocerán los datos de empleo del mes de julio, y será importante para los mercados que no haya sorpresas en ese sentido para evitar sustos en una primera semana de agosto en la que el volumen de negociación podría caer por las vacaciones