Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Donald Trump llegaba al debate presidencial 7 puntos por debajo de su rival, Joe Biden, a nivel nacional y en la mayoría de estados clave. Los sondeos llevan un mes entero petrificados y los votos ya se están apilando en las urnas -casi 1,6 millones de papeletas ya, a primera hora del miércoles-. A falta de poco más de un mes para que empiecen a abrirse los sobres, el actual presidente de EEUU necesitaba hacer algo para cambiar el tono de la campaña electoral. Y su decisión de embarrar la cancha y llevar el debate a un tono hosco y combativo no parece haberle sido de ayuda: Biden ha repuntado en las apuestas, y los primeros sondeos muestran que Trump salió peor de lo que entró.