Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

EEUU se encuentra en medio de lo peor de dos crisis relacionadas y simultáneas: el coronavirus está dejando de nuevo más de mil muertos diarios, y el PIB del segundo trimestre se desplomó un 32,9%, con el desempleo creciendo de nuevo. En esas circunstancias, el presidente, Donald Trump, al que las encuestas pintan un panorama muy oscuro, ha decidido lanzarse a la desesperada a la última opción que le queda: pedir un aplazamiento de las elecciones, que no depende de él, alertando de un supuesto «fraude» si los ciudadanos optan por votar por correo masivamente para evitar posibles contagios en los colegios electorales.