Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En menos de 24 horas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tambaleó los pilares de las chinas ByteDance y Tencent mientras activó una nueva ronda de sanciones sobre 11 individuos, donde se incluyó a la jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam. Decisiones que continúan recrudeciendo las relaciones con Pekín, que amenazó con represalias por los “abusos” de Washington.