Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Más de cuatro millones de votos ya están depositados en las urnas, y este martes Ohio amanece con largas colas para votar. EEUU se encuentra ya de lleno en las elecciones, y la cifra de papeletas no va a hacer más que crecer de forma exponencial en los próximos días. Y estas circunstancias son las peores para que el presidente, Donald Trump, se hunda en las encuestas tras su mal debate de la semana pasada y su contagio por Covid-19. Todas sus esperanzas para frenar la sangría, por el momento, están depositadas en el vicepresidente, Mike Pence, que esta semana se enfrenta a su rival demócrata, Kamala Harris, en el único debate de ‘segundas espadas’.