Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Los rebrotes de contagios por coronavirus que están apareciendo en las diferentes comunidades están quitando el aliento al sector turístico y, por extensión, al hostelero. Porque hasta la fecha estaban afrontando una temporada mejor de lo que se pensaba allá por el mes de marzo, en pleno confinamiento. Así, la mayoría de las cadenas hoteleras del país están abiertas desde comienzos de julio y recibiendo a turistas internacionales, pero sobre todo nacionales, con el ánimo de pasar un verano seguro sin ir muy lejos de casa. Una de esas cadenas es una pública, Paradores, que encara este período estival de la nueva normalidad con optimismo: a comienzos del mes de julio el ente tenía 3.179 habitaciones ocupadas más que en el mismo periodo del año anterior. «Estos datos reflejan que, siempre que exista una situación de normalidad, la previsión de ocupación alcanzaría el 75% en julio y el 90% en agosto», augura Paradores.