Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

La pandemia de la Covid-19 ha normalizado un hábito que ha llegado para quedarse: el teletrabajo. Gracias a la deslocalización de la oficina, se ha presentado ante los viajeros la oportunidad de descubrir el mundo desde una nueva perspectiva y con el ordenador bajo el brazo.