Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En marzo del año 2006 fallecía en su celda de Draguignan, en la región francesa de Var (no lejos de la Costa Azul), un hombre de apariencia vulgar, al que rara vez sus compañeros de presidio vieron sonreír. La prensa internacional apenas se hizo eco de la noticia. Pero en realidad sí que habían hablado de aquel hombre tiempo atrás.