Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Desde que se decretase el estado de alarma y con ello la gran mayoría de las empresas mandasen a sus empleados a casa para teletrabajar, muchas familias se han planteado la posibilidad de irse a vivir a ambientes más abiertos, tranquilos y sobre todo, económicos. Estos son los pueblos que han encontrado en las nuevas condiciones por el coronavirus un apoyo para luchar contra la España vaciada. Así pues, según un estudio de Idealista el precio de la vivienda en las pequeñas localidades respecto a las grandes ciudades es un 52% más barato, lo que propicia la compra de casa en estos entornos.