Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Vodafone España prepara una mejora de las prestaciones en sus servicios de conectividad que estarán acompañados de un incremento de las tarifas de entre 1,5 y 3 euros por línea. A partir del próximo 15 de noviembre, el operador convierte los datos en ilimitados para los clientes de contrato a la máxima velocidad disponible, incluido el 5G donde sea posible. Eso sí, solo podrán disfrutar del impulso de la Quinta Generación aquellos que ya dispongan de un terminal compatible con las redes 5G y que, además, se encuentren en las ciudades con esa cobertura, por ahora reducido a ciertos barrios de 21 ciudades españolas.