Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Las aerolíneas europeas se preparan para un invierno bajo mínimos ante la caída de la demanda y el auge de las restricciones a viajar a España. La extensión de los rebrotes de la pandemia, la incertidumbre y la paralización de las reservas ha llevado a Ryanair a recortar un 20% su capacidad (rutas y frecuencias) en septiembre y octubre tras operar en agosto con el 60% de la misma, un camino que tienen previsto seguir compañías españolas como Vueling e Iberia.