Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

Meses después del estallido de la pandemia y la relativización del presidente Trump del efecto del coronavirus, además de su falta de medidas de prevención y el desdén hacia el uso de mascarillas, el mandatario de EEUU y su esposa se han contagiado de SARS-CoV-2. Aunque, por el momento, el médico de la Casa Blanca ha informado que el estado de salud del presidente, de 74 años, es bueno, la evolución de la enfermedad podría suponer un giro inesperado a falta de un mes de la cita electoral en EEUU. La Constitución de EEUU considera un escenario en el que el candidato a la Presidencia no esté en condiciones de cumplir sus funciones.