Leer aquí la noticia completa publicada por la siguiente fuente

En agosto se ha producido una corrección en los precios de los principales bonos soberanos, en Estados Unidos y la eurozona, que ha llevado las rentabilidades de los títulos a máximos del mes de julio. Desde los mínimos de rentabilidad que se han tocado este mes, el bono estadounidense a 10 años ha perdido un 1,9% por precio, el alemán un 1,4%, el francés un 1,2% y el español un 1,1%. Los expertos ponen en duda la continuidad a corto plazo de esta corrección de la renta fija soberana, ya que esperan que la omnipresencia de los bancos centrales en el mercado mantendrá a raya las ventas de bonos.